Bladder Cancer

Cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga es un cáncer que comienza en la vejiga debido al crecimiento anormal de células . El cáncer de vejiga a menudo se caracteriza por la presencia de sangre en la orina.

La vejiga es un órgano ubicado en el medio de la parte inferior del abdomen. Este órgano funciona para recolectar la orina antes de que sea excretada del cuerpo a través de un canal llamado uretra.

El cáncer de vejiga ocurre cuando las células de la vejiga crecen sin control y se forman cáncer células . Si continúan creciendo, las células cancerosas pueden diseminarse a los tejidos alrededor de la vejiga oa otros órganos que están más distantes, como el hígado, los huesos y los pulmones.

Tipos de cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga se divide en varios tipos según el lugar donde crecen las células cancerosas, a saber:

Carcinoma urotelial

Carcinoma urotelial es el tipo más común de cáncer de vejiga. Carcinoma urotelial comienza en el urotelial células , que son células que recubren el interior de la vejiga.

Carcinoma de células escamosas

Carcinoma de células escamosas comienza como células escamosas delgadas y planas que crecen en el revestimiento de la vejiga. Este tipo de cáncer de vejiga ocurre cuando la vejiga está continuamente irritada, por ejemplo, por el uso prolongado de un catéter urinario o por la repetición infecciones de la vejiga .

adenocarcinoma

adenocarcinomas crecen en las células glandulares, que son células en las glándulas productoras de moco en la vejiga. adenocarcinoma ocurre cuando la vejiga se inflama a largo plazo.

Causas del cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga es causado por cambios (mutaciones) en las células de la vejiga. Las mutaciones hacen que estas células crezcan sin control y formen células cancerosas que pueden diseminarse (hacer metástasis) a otros órganos del cuerpo.

No se sabe qué hace que estas células se transformen en células cancerosas. Sin embargo, hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de una persona de desarrollar cáncer de vejiga, a saber:

  • Género masculino
  • Mayores de 55 años
  • Tener hábito de fumar
  • Tiene antecedentes de cáncer, tanto en usted como en su familia.
  • La exposición a productos químicos, como arsénico o productos químicos utilizados en las industrias del cuero, caucho, textiles y pinturas, como tintes de anilina , bencidina , xenilamina , o-toluidina , 4-aminobifenilo , y 2-naftilamina
  • Ha recibido radioterapia para tratar el cáncer cerca de la vejiga, como el cáncer de colon.
  • haber tenido quimioterapia con cisplatino o ciclofosfamida
  • experimentando menopausia demasiado pronto, es decir, antes de los 45 años
  • Usar un catéter urinario a largo plazo
  • Sufrir de infecciones del tracto urinario y cálculos vesicales crónicos.
  • Sufrimiento de no tratado esquistosomiasis
  • Sufrimiento de diabetes tipo 2

Síntomas del cáncer de vejiga

El síntoma más común en pacientes con cáncer de vejiga es la presencia de sangre en la orina ( hematuria ) para que el color de la orina se vuelva rojizo o marrón.

Otros síntomas que pueden experimentar los enfermos de cáncer de vejiga son:

  • Micción frecuente por la noche.
  • Mayor frecuencia de micción
  • Dificultad para retener la orina ( incontinencia urinaria )
  • Dolor o sensación de ardor al orinar
  • Urgencias frecuentes de orinar repentinamente

Si el cáncer de vejiga continúa creciendo y propagándose a otras partes del cuerpo, los síntomas pueden variar, entre ellos:

  • Dolor pélvico
  • Cuerpo cansado fácilmente
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Hinchazón en las piernas
  • Dolor de huesos

Cuándo ir al médico

ver inmediatamente un médico si experimenta cualquiera de los síntomas anteriores, especialmente si sospecha sangre en la orina.

Tenga en cuenta que la presencia de sangre en la orina no siempre significa cáncer de vejiga, sino que también puede deberse a cistitis , infección renal, riñón piedras , próstata agrandada o uretritis (inflamación de la uretra).

Por lo tanto, es importante consultar a un médico si encuentra sangre en la orina. El objetivo es que la causa exacta pueda identificarse y tratarse adecuadamente.

Diagnóstico de cáncer de vejiga

El médico preguntará los síntomas del paciente, el historial médico del paciente y su familia, y si el paciente alguna vez estuvo expuesto a sustancias químicas que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga.

Posteriormente, el médico realizará un tacto rectal para detectar la presencia de bultos que puedan indicar cáncer.

Si existe la sospecha de cáncer de vejiga, el médico realizará pruebas adicionales, como:

  • Prueba de citología de orina, para detectar la presencia de células cancerosas en la muestra de orina del paciente
  • Exploraciones con resonancia magnética, tomografía computarizada o radiografías con material de contraste, para ver el estado de la vejiga
  • Cistoscopia, para ver el estado de la vejiga a través de un pequeño tubo con una cámara
  • Muestreo de tejido ( biopsia ) de la vejiga, para detectar células cancerosas en la muestra de tejido tomada

Después de que se confirme que el paciente tiene cáncer de vejiga, el médico determinará la etapa o la gravedad de la afección. Esta determinación ayudará al médico a determinar el método de tratamiento adecuado.

El cáncer de vejiga se divide en 5 etapas, desde la etapa 0 hasta la etapa 4. La siguiente es una explicación:

  • Etapa 0 La
    el cáncer no se ha propagado más allá del revestimiento de la vejiga.
  • Etapa I La
    el cáncer ha atravesado el revestimiento de la vejiga, pero aún no ha alcanzado el revestimiento muscular de la vejiga.
  • Etapa II La
    el cáncer se ha propagado al revestimiento muscular de la vejiga.
  • Etapa III La
    el cáncer se ha propagado a los tejidos que rodean la vejiga.
  • Etapa IV
    El cáncer se diseminó a otros órganos alrededor de la vejiga, como los ganglios linfáticos, los huesos, el hígado y los pulmones.

Tratamiento del cáncer de vejiga

El tratamiento del cáncer de vejiga depende del tipo de cáncer, el estadio, la edad y el estado general de salud del paciente. Algunos de los métodos de tratamiento que pueden realizar los médicos son:

1. Inmunoterapia

La inmunoterapia es la administración de medicamentos o vacunas para ayudar al sistema inmunitario a combatir las células cancerosas. La inmunoterapia se puede realizar inyectando la vacuna directamente en la vejiga (intravesical).

La vacuna utilizada en la inmunoterapia contra el cáncer de vejiga es la vacuna BCG, que se utiliza para prevenir la tuberculosis (TB). Esta vacuna atraerá células inmunitarias a la vejiga para combatir las células cancerosas.

2. Quimioterapia

La quimioterapia es la administración de dos o más medicamentos para destruir las células cancerosas. Al igual que la inmunoterapia, los medicamentos de quimioterapia pueden inyectarse directamente en la vejiga o inyectarse a través de una vena.

El fármaco que suele utilizarse en la quimioterapia del cáncer de vejiga es una combinación de cisplatino con metotrexato o vinblastina.

3. Radioterapia

Radioterapia o la radioterapia tiene como objetivo destruir las células cancerosas con la ayuda de altos niveles de radiación, como rayos X y protones. En algunos casos, la radioterapia puede combinarse con quimioterapia o realizarse después de la cirugía para eliminar las células cancerosas.

4. Operación

Los tipos de cirugía que se pueden realizar para tratar el cáncer de vejiga incluyen:

  • Resección transuretral de tumor vesical (TURBT), que es la extirpación del cáncer usando un alambre especial o resectoscopio
  • Cistectomía parcial , que es la extirpación de parte de la vejiga que está afectada por células cancerosas
  • Cistectomía radical, que es la extirpación de toda la vejiga y algunos de los órganos circundantes

Complicaciones del cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga se puede propagar ( hacer metástasis ) a otros órganos cercanos, como los ganglios linfáticos de la pelvis, el hígado, los pulmones y los huesos. Otras complicaciones que pueden ocurrir son:

  • Falta de sangre (anemia)
  • Disfunción eréctil en hombres.
  • Disfunciones sexuales en la mujer
  • Micción incontrolada (incontinencia urinaria)
  • Hinchazón de los riñones y los uréteres ( hidronefrosis )
  • Estrechamiento de la uretra ( estenosis uretral )

Prevención del cáncer de vejiga

Como se explicó anteriormente, aún no se sabe qué causa el cáncer de vejiga. Por lo tanto, es difícil prevenir esta enfermedad.

Sin embargo, el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga se puede reducir si se lleva un estilo de vida saludable, por ejemplo:

  • Deje de fumar y manténgase alejado de la exposición al humo de segunda mano.
  • Evite la exposición a productos químicos, utilizando equipo de protección personal y siguiendo los procedimientos de seguridad en el ambiente de trabajo.
  • Evite beber y bañarse con agua de río o lago, para evitar la esquistosomiasis que puede convertirse en cáncer de vejiga.
  • suficiente agua potable
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras ricas en antioxidantes.
  • Haga ejercicio regularmente para mantener un cuerpo sano.
Regresar al blog